Don Gossett

Lo que dices, recibes

Noemi Baezцитує2 роки тому
Yo creo que obtenemos todo lo que pedimos porque Dios siempre cumple su Palabra, y su Palabra dice que cualquiera que «creyere que será hecho lo que dice, lo que diga le será hecho» (Marcos 11: 23).
«Todo lo que pidiereis orando, creed que lo recibiréis, y os vendrá.»
Pequeño Nijцитує4 роки тому
Tú haces el pedido y Jesús la donación. Tú predicas, y Jesús confirma la palabra. Tú dices, y Jesús hace.
Eduardo Hernandezцитує3 роки тому
MI LISTA DE NUNCA MASES
Nunca Más confesaré «no puedo", porque «todo lo puedo
b5970799151цитуєминулого місяця
Observamos en este pasaje que Jesús puso más énfasis en el decir que en el creer.
b5970799151цитує2 місяці тому
Andarán dos juntos, si no estuvieren de acuerdo ?» Consulté a Amós 3: 3. Descubrí entonces que yo nunca podría caminar junto a Dios, y
marisolalfarorцитує8 місяців тому
Nunca Más confesaré temor, porq
René Antonio Dávalosцитує10 місяців тому
Jesús hace la obra. Tú haces el pedido y Jesús la donación. Tú predicas, y Jesús confirma la palabra. Tú dices, y Jesús hace. Puesto que Dios hace todo el trabajo, es importante que le des a él toda la gloria por ello.
René Antonio Dávalosцитує10 місяців тому
. Si tienes el poderoso don de la sanidad, o estás en una posición de gran autoridad, es únicamente porque Dios te concedió ese don; él te colocó donde tú estás. La Biblia nos enseña que «no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas» (Romanos 13: 1). Todo lo que tienes, lo tienes porque Dios te lo ha dado.
René Antonio Dávalosцитує10 місяців тому
Si vas a continuar con Dios y aprender a sanar enfermos, limpiar leprosos, resucitar muertos, echar fuera demonios (Mateo 10: 8), luego hay un principio vitalmente importante que debes tener en mente: recordar que tienes que dar la gloria a Dios. «
René Antonio Dávalosцитує10 місяців тому
Lo que tú confiesas es lo que tú posees. Si es una confesión negativa, los resultados serán negativos. Si es una confesión positiva, los resultados estarán bajo la protección de Dios.
René Antonio Dávalosцитує10 місяців тому
La gente dice que el silencio es oro, y seguramente ésa es una verdad que puede ser muy costosa. Sé de más de un caso en que el silencio ha costado a esas personas lo que ellas más anhelaban de Dios.
René Antonio Dávalosцитуєторік
Mucha gente desea caminar con Dios. Pero ¿ cómo podemos caminar con Dios, si no estamos de acuerdo con Dios ? Estar de acuerdo con Dios es decir las mismas cosas que Dios dice en su Palabra con respecto a nuestra salvación, sanidad, respuestas al orador y todo lo demás que él nos dice.
René Antonio Dávalosцитуєторік
El Señor conoce nuestra necesidad. El la remediará. Dios ha prometido proveer todas nuestras necesidades conforme a sus riquezas en gloria (Filipenses 4: 19).
René Antonio Dávalosцитуєторік
No existen coincidencias con Dios. O tal vez es mejor repetir esto con las palabras textuales de Sam Feldman, un querido hermano hebreo en el Señor, quien siempre dice que «la coincidencia es una obra de Dios". Todos aquellos que caminamos con Dios hemos visto demasiadas «coincidencias» después de haber orado.
René Antonio Dávalosцитуєторік
«sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien» (Romanos 8: 28), sabemos que Dios hará que nuestras peores circunstancias se reviertan para nuestro beneficio, a pesar de que lo que pretendemos nos parezca un imposible en ese momento.
melanydeortiz070658801цитуєторік
Yo soy quien Dios dice que soy. Yo tengo lo que Dios dice que tengo. Yo puedo hacer lo que Dios dice que puedo hacer.»
melanydeortiz070658801цитуєторік
Podemos hacer todo «en Cristo» ( Filipenses 4: 13). Podemos echar fuera demonios y sanar enfermos (Marcos 16: 17-18).

¡Podemos compartir con el mundo lo que tenemos en Cristo!
melanydeortiz070658801цитуєторік
Tenemos vida: «El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida» (1 Juan 5: 12).

Tenemos luz: «El que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida» (Juan 8: 12).

Tenemos libertad: «Donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad» (2 Corintios 3: 17).

Tenemos amor: «Porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones» (Romanos 5: 5).

Tenemos alegría: «Y nadie os quitará vuestro gozo» (Juan 16: 22).

Tenemos perdón: «La sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado» (1 Juan 1: 7).

Tenemos paz: «Tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo» (Romanos 5: 1).

Tenemos propósito: «Porque para mí el vivir es Cristo» (Filipenses 1: 21).

Tenemos poder: «Recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo» (Hechos 1: 8).

Tenemos provisión: «Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta» (Filipenses 4: 19).

Tenemos esperanza: «En la casa de mi Padre muchas moradas hay… voy, pues, a preparar lugar para vosotros» (Juan 14: 2).
melanydeortiz070658801цитуєторік
Si no puedes decir una verdad, por lo menos no tienes que mentir. Si no puedes decir algo positivo, por lo menos puedes mantener la boca cerrada. Hasta que aprendas a formular una confesión positiva, no tienes que decir nada. «El necio da rienda suelta a toda su ira, mas el sabio al fin la sosiega» (Proverbios 29: 11).
melanydeortiz070658801цитуєторік
Es importante entender que «lo que dices, recibes,» no porque tus palabras en sí tengan algún poder, sino porque tus propias palabras hacen posible que el poder de Dios obre en tu beneficio
fb2epub
Перетягніть файли сюди, не більш ніж 5 за один раз