es
Gioconda Belli

El País Bajo Mi Piel

Повідомити про появу
Щоб читати цю книжку, завантажте файл EPUB або FB2 на Букмейт. Як завантажити книжку?
    Luciana Ayalaцитує2 роки тому
    Nadie conoce el diseño final de la tela que tejerá, pero en cierto momento del bordado uno puede mirar hacia atrás
    Ale Ramosцитує4 роки тому
    No sabía quién era realmente yo sin la referencia de alguien que me nombrara y me hiciera existir con su amor. No iba a renegar de los hombres, pero ya no quería depender afectivamente de ellos o dotarles de un poder de vida o muerte sobre mí. Me obligué a mirar mi interior para descubrir sus vulnerabilidades: mi necesidad de amor como reflejo de una carencia esencial que asociaba en demasía mi poder femenino con la sexualidad, la seducción y pasaba por alto y hasta menospreciaba mis otros dones.
    Alondra Sslzrцитуєторік
    Aterricé sobre su pecho. Después de ese viaje me entregué a él, a sus cuidados, a su manera de hacerse cargo de todo. Me enrollé como una gata. ¿Por qué no iba a aceptar que me quisiera, que me diera de comer, que me pusiera mi platito de agua, mi platito de comida a los pies de la cama, mientras yo dormía, ronroneaba y lamía mi piel y sus dolores? Marcos me siguió doliendo mucho tiempo
    Alondra Sslzrцитуєторік
    se escribe la historia sobre lo que pudo haber sido, sino sobre lo que fue.
    Alondra Sslzrцитуєторік
    La experiencia me enseñó que, ciertamente, se puede ganar una guerra con cualquier clase de personas, pero no se puede construir un sistema justo, con valores éticos, si quienes se proponen hacerlo carecen de ellos o sacrifican esos mismos valores en el camino.
    Alondra Sslzrцитуєторік
    Los libros son ideas. Deberían circular libremente en la sociedad. Ser gratis o costar centavos. Cómo vas a creer que el saber sólo sea para quienes pueden comprarlo. El saber es universal. Nos pertenece a todos.
    Alondra Sslzrцитуєторік
    Terminamos amontonados en un ático con olor a tinta, bebiendo tequila y cantando rancheras mexicanas; el mejor pretexto inventado por una cultura para gritar cualquier angustia que uno ande encima.
    Alondra Sslzrцитуєторік
    Los campesinos resentían las medidas económicas que les impedían la venta libre de sus cosechas. El Estado las compraba para distribuir los granos equitativamente a la población, pero ellos no lo veían así. Añoraban su manera tradicional de hacer las cosas: el intermediario que los explotaba, pero que también suplía sus necesidades: baterías para sus radios, botas de hule, machetes. Ahora ya no había quien les abasteciera. Se sentían desamparados y en su desamparo a menudo se unían a la Contra. A los «empresarios patrióticos», a los grandes productores, la Revolución les hacía concesiones extraordinarias.
    Alondra Sslzrцитуєторік
    mujer que se revela, se rebela
    Alondra Sslzrцитуєторік
    Frantz Fanón, en los Condenados de la Tierra me aterrizó en el colonialismo y el neocolonialismo,
    Alondra Sslzrцитуєторік
    Yo venía de un lugar donde la vida es muy frágil y donde generalmente, en una tragedia, uno no cuenta con otra cosa que la solidaridad y compañía de los demás. Aquí, en cambio, mis vecinos confiaban en que sus casas estaban bien construidas, que el gobierno se haría cargo, que los bomberos acudirían a su llamado y la policía los protegería. En contraste, yo temía la anarquía, el caos, y todos mis sentidos estaban alertas y tensos al máximo para defender mi vida y la de mi familia sin el apoyo de nadie. La mía era una reacción primitiva, producto de años de guerra, de incertidumbre, y desamparo.
    Alondra Sslzrцитуєторік
    Dos cosas que yo no decidí decidieron mi vida: el país donde nací y el sexo con que vine al mundo.
    Marcelaцитує2 роки тому
    Aunque debía hacerles creer que escarmentaba, la violación de mi libertad, de mi espacio, de mi seguridad, me radicalizó mucho más
    Marcelaцитує2 роки тому
    Con luchas, habrá triunfos
    Marcelaцитує2 роки тому
    «La mujer que se revela, se rebela»,
    Marcelaцитує2 роки тому
    Me hizo cuestionar mis deberes y considerar mis derechos, lo que era mi vida y lo que podía ser. El deseo de libertad se expandió por todo el universo
    Marcelaцитує2 роки тому
    El Poeta no era guapo pero se comportaba como si lo fuera, y uno llegaba a ver en él la belleza de su sonrisa, de sus ojos brillantes
    Marcelaцитує2 роки тому
    No me parecía justo que un contrato social como el matrimonio implicara que yo debía resignarme para siempre a una situación que no era más que el producto de un mal juicio, una equivocación
    Marcelaцитує2 роки тому
    En mis prisas por salir hacia la vida, me había aferrado de la mano de un hombre cuyo único deseo era que lo acompañara a la cueva donde se escondía de ella.
    Marcelaцитує2 роки тому
    Un terremoto es más que suficiente para la memoria de cualquier persona.
fb2epub
Перетягніть файли сюди, не більш ніж 5 за один раз