es
Книжки
Ana María Shua

Temporada de fantasmas

Relatos de una maestra de la literatura argentina.
Ana María Shua nació en Buenos Aires en 1951. Desde sus primeros poemas, reunidos en El sol y yo, ha publicado más de cuarenta libros. En 1980 ganó con su novela Soy Paciente el premio de la editorial Losada. Sus otras novelas son Los amores de Laurita, (llevada al cine), El libro de los recuerdos (Beca Guggenheim) y La muerte como efecto secundario (Premio Club de los XIII y Premio Municipal en novela). Cuatro de sus libros abordan el microrrelato, un género en el que ha obtenido el máximo reconocimiento en el ámbito iberoamericano: La sueñera, Casa de Geishas, Botánica del caos y Temporada de fantasmas, reunidos todos ellos en Cazadores de Letras (Páginas de Espuma, 2009).
38 паперових сторінок
Дата публікації оригіналу
2016
Видавництво
Editorial Páginas de Espuma

Інші версії книжки

Враження

    Zulemy NPділиться враженнямторік
    👍Раджу
    🎯Корисна

    Perfecto cuando estás cansada de leer novelas. La mayoría de las minificciones son muy ingeniosas! <3

    Ruben Pinedaділиться враженнямторік
    🎯Корисна
    🚀Неможливо відірватися
    😄Весела

    Había tenido muchas ganas de leer a Ana María. No me depcionó y ahora quiero más 👀.

    Ramon Verduzco-olivaділиться враженням2 місяці тому
    👍Раджу

Цитати

    Laubibliophilelibrosцитує12 годин тому
    Su destino

    Llora y lo ve alejarse. Sueña y lo ve alejarse. Respira y lo ve alejarse. Y dice, en su congoja, que ese era su hombre, el único posible, el que estaba clavado en su destino, y dice también, a los gritos, que nunca más volverá a querer de esta manera y mira desafiante a su madre esperando que la consuele y la desmienta. Pero la madre calla y otorga, porque sabe que a veces es así, que hay hombres así, porque sabe que ella siente lo mismo, aunque esté obligada a domar sus gritos, a reprimir en secreto su congoja.
    Laubibliophilelibrosцитує20 годин тому
    Su viuda y su voz

    De las cañerías provenía un ruido fuerte y triste al que ella suponía la voz de su marido muerto. Todas las cañerías hacen ruido, argumentaban sus amigos. En to­­das las cañerías se manifiesta su espíritu, decía ella. Todas las cañerías hacían ruido cuando él estaba entre nosotros, argumentaban sus amigos. Pero solamente ahora me hablan de amor, decía ella.
    Sara Uribeцитує7 місяців тому
    A ama a B que ama a C.

На полицях

fb2epub
Перетягніть файли сюди, не більш ніж 5 за один раз