A.Albertario,F.Feslikeniau

Proverbios chinos para meditar

    b6837806489цитує6 років тому
    Ningún hombre conoce su destino, pero cada uno conoce su objetivo.
    b1110457764цитує6 років тому
    Procura que nadie derrame lágrimas por ti, los dioses las cuentan una por una.
    b7178181353цитує6 років тому
    Cuando bebas el agua, piensa en el manantial.
    Jovani González Hernándezцитуєторік
    El sabio duda de todo, incluso de su saber. Sólo el necio está seguro de todo.
    Camilo Aguirreцитує3 роки тому
    Aunque los peces nadan en el fondo del lago, el pescador los captura; aunque las aves vuelan alto en el aire, el cazador las alcanza, solo la profundidad del corazón humano puede sondearse.
    b0731664446цитує6 років тому
    La presunción es el don que los dioses otorgan a los hombres de poco valor.
    Yajaira Berdugoцитуєминулого місяця
    Si los dioses no pueden vivir sin la presencia de los hombres, los hombres no pueden vivir sin la presencia de los dioses, y por lo tanto los dioses no pueden manifestar su poder sin los hombres.
    Yajaira Berdugoцитуєминулого місяця
    Quien no teme a los dioses debe ser temido por los hombres.
    Yajaira Berdugoцитуєминулого місяця
    de ellas, esquilada, logra llegar junto al pastor a la orilla, mientras que la otra, cargada con su vellón mojado, sucumbe.
    Yajaira Berdugoцитуєминулого місяця
    Vive entre los hombres como si un dios te observase; habla a tu dios como si los hombres te oyesen.
    Yajaira Berdugoцитуєминулого місяця
    Nuestra conciencia es la voz misma de los dioses.
    Sandra Vázquezцитує2 місяці тому
    Los dioses lo prevén todo, aunque los hombres tienen libre albedrío. Los dioses hacen todas las cosas en silencio.
    Sandra Vázquezцитує2 місяці тому
    Todo depende de la voluntad del Cielo, ni lo más pequeño está en manos del hombre.
    Sandra Vázquezцитує2 місяці тому
    sol no debe brillar sólo para mí, sino también para los que son más malos que yo
    Francisco Chaviraцитує6 місяців тому
    Cuando los chinos están en el poder y ven que los demás no pueden hacer nada, se muestran autócratas e inmoderados; cuando empiezan a hablar de moderación, saben que deben ser moderados, y cuando no les ayuda la suerte se ponen a hablar de destino. ¿Quién dice que los chinos no cambian? Cuando se introducen cosas nuevas, quieren rechazarlas, pero cuando empiezan a ver sus aspectos positivos, empiezan a cambiar. No obstante, no cambian adaptándose a las nuevas cosas, sino adaptando las nuevas cosas a sí mismos
    Francisco Chaviraцитує6 місяців тому
    China es como una habitación de muros invisibles contra los cuales podemos golpearnos la cabeza. El vencedor es el hombre que está dispuesto a luchar contra sus muros y a golpearse la cabeza sin preocuparse por el dolor
    Francisco Chaviraцитує6 місяців тому
    He aquí un gran palacio de mil años de antigüedad, de tejas y ladrillos desmoronados, de vigas y muros hundidos, que es en verdad aún imponente, pero que a la primera tormenta se derrumbará en el suelo. No obstante, las gentes que habitan este palacio no se preocupan y duermen apaciblemente, como si no viesen ni oyesen nada. En cuanto a aquellos que se han apercibido del peligro, se conforman con llorar amargamente y esperar la muerte, desalentados, pero no piensan en hallar una solución. Alguien más dotado que los demás se esfuerza por reparar las grietas y tapar los agujeros con el fin de poder vivir con comodidad, seguramente durante un breve periodo y con la esperanza de una mejora. Estos tres tipos de personas utilizan su inteligencia de forma distinta, pero cuando estalle la tormenta perecerán juntas
    Francisco Chaviraцитує6 місяців тому
    No te sientas obligado a saludar a tu fogoso adversario, pues actuando así hieres tu corazón. No manifiestes respeto para con tu adversario halagándolo, pues el espíritu de venganza se infiltrará en ti. Muéstrate siempre atento y activo con todos, y si ganas un pelo, transfórmalo en viga. Ya no tendrás enemigos porque creerán que eres un poderoso y ganarás muchos amigos que temerán perderte debido a tu poder
    Francisco Chaviraцитує6 місяців тому
    El príncipe Wen de Ten preguntó una vez a un sabio: «Mi Estado es pequeño, y puesto que se extiende entre los Estados de Ts’i y Chu, ¿de cuál de los dos debo declararme vasallo?». El sabio respondió:
    «No apruebo tu resolución. Sólo te sugeriré una cosa. Cava fosos más profundos, aumenta la altura de las murallas, defiende la ciudad con tus hombres, disponte a afrontar la muerte y haz que el pueblo no te abandone. En eso consiste el mejor vasallaje».
    Francisco Chaviraцитує6 місяців тому
    Mencio dijo a Siuen, príncipe de Ts’i: «Si uno de tus ministros, debiendo salir de viaje, dejase a su mujer y a sus hijos al cuidado de un amigo, y a su regreso los hallase hambrientos y muertos de frío, ¿cómo te parece que debería comportarse?». «¡Debería renegar de su amigo!». «Y si el juez situado más arriba se mostrase incapaz de cumplir su deber, ¿cómo lo tratarías?». «¡Lo destituiría de sus funciones!». «Y si el Estado estuviese mal gobernado, ¿qué habría que hacer?». El príncipe comprendió la lección
fb2epub
Перетягніть файли сюди, не більш ніж 5 за один раз