es
Noam Chomsky

Sobre el poder y la ideología

Повідомити про появу
Щоб читати цю книжку, завантажте файл EPUB або FB2 на Букмейт. Як завантажити книжку?
    Benjamin Melgarejo Reicheltцитуєторік
    Las instituciones, además, no son inmutables. La historia no ha llegado a su fin, aunque podría llegar si no tiene lugar un cambio institucional significativo, por las razones que expuse ayer. El futuro está abierto, es impredecible, ofrece amenazas serias y muchas posibilidades esperanzadoras.
    Jonathan Salasцитує6 місяців тому
    «nuestro peculiar deber de enseñar a los pueblos coloniales» el orden, el autocontrol y «la disciplina y el hábito de la ley y la obediencia» –en la práctica, la obediencia a nuestro derecho de robarlos y explotarlos.
    Jonathan Salasцитує6 місяців тому
    «la disciplina y el hábito de la ley y la obediencia»
    Jonathan Salasцитує6 місяців тому
    Afortunadamente, Dios siempre ha favorecido las ventajas comerciales: una gran suerte para una nación tan empapada de valores religiosos como Estados Unidos.
    Jonathan Salasцитує6 місяців тому
    El esfuerzo de China por bloquear la importación del opio contrariaba la ley de la naturaleza, explicó Adams. La política de exclusión de China era «una afrenta enorme a los derechos de la naturaleza humana y a los principios primordiales de los derechos de las naciones». Era inmoral porque violaba el principio cristiano de «ámense los unos a los otros» e interfería con el comercio.
    Jonathan Salasцитує6 місяців тому
    el continente podía permanecer en manos de la corona española hasta que «nuestra población esté lo suficientemente adelantada para ganárselo, pedazo a pedazo».
    Jonathan Salasцитує6 місяців тому
    No fue, de hecho, sino hasta la década de 1960, cuando los movimientos populares en Estados Unidos elevaron el nivel moral e intelectual del país sustancialmente –la razón principal por la cual han sido tan vilipendiados y despreciados por las clases educadas–, que fue posible enfrentar esta historia con cierto grado de honestidad.
    Jonathan Salasцитує6 місяців тому
    en realidad, desde los orígenes de las colonias hasta fines del siglo XIX, la población indígena fue expulsada o diezmada por medio de la masacre, la destrucción de las cosechas, el robo, el engaño y el desalojo, siempre por los motivos más altos, siempre en autodefensa.
    Jonathan Salasцитує6 місяців тому
    Por tanto, el primer principio de la política exterior estadounidense es asegurar un ambiente mundial favorable para la industria, el comercio, la agroindustria y las instituciones financieras de Estados Unidos. En el Tercer Mundo su principal preocupación es la defensa de la quinta libertad contra los ataques de varios enemigos, primordialmente los nativos. La llamada «política de seguridad nacional» está orientada hacia los mismos fines.
    Jonathan Salasцитує6 місяців тому
    síntesis, los «comunistas» son aquellos que intentan utilizar los recursos para sus propios fines, interfiriendo así con el derecho de robar y explotar. Esta es la doctrina central de la política exterior. Naturalmente, Estados Unidos es, consecuentemente, «anticomunista», mientras que solo es selectivamente antifascista.
    Jonathan Salasцитує6 місяців тому
    entiende que dichas economías capitalistas industriales deben seguir firmemente dentro del «marco del orden global» manejado por Estados Unidos, como dijo Kissinger.
    Jonathan Salasцитує6 місяців тому
    Hay quienes tampoco han entendido su función en el sistema global y han debido ser disciplinados apropiadamente. En la terminología de la teología política de Estados Unidos son «comunistas»: un concepto amplio que tiene poca relación con doctrinas sociales, políticas o económicas, pero sí tiene mucho que ver con un entendimiento adecuado de sus deberes y funciones en el sistema global.

    Si no aceptas tu roll geopolítico como exportador de materias prinas y dependiente de ese rubro, te llaman comunista y ejercen una lucha en tu contra.

    Jonathan Salasцитує6 місяців тому
    En general, Estados Unidos favorece el «acceso abierto» para todos siempre y cuando su propio poder económico sea tan abrumador (con fuerzas militares latentes a la orden si las cosas van mal) que permita a las compañías norteamericanas ubicarse estratégicamente para ganar la competición. Por la misma razón, Inglaterra apoyó el «libre comercio» durante su período de hegemonía.
    Jonathan Salasцитує6 місяців тому
    general, Estados Unidos favorece el «acceso abierto» para todos siempre y cuando su propio poder económico sea tan abrumador (con fuerzas militares latentes a la orden si las cosas van mal) que permita a las compañías norteamericanas ubicarse estratégicamente para ganar la competición. Por la misma razón, Inglaterra apoyó el «libre comercio» durante su período de hegemonía.
    Jonathan Salasцитує6 місяців тому
    «creo que no estamos pidiendo demasiado al querer seguir manteniendo nuestra regioncita de por aquí (o sea, América Latina), que nunca ha molestado a nadie».
    Jonathan Salasцитує6 місяців тому
    Estados Unidos ha sido consistentemente «anti-imperialista» en el sentido de que se ha opuesto y ha tratado de desmantelar los sistemas de privilegio imperial establecidos por Gran Bretaña y otros poderes menores. El significado de este «anti-imperialismo» no ha permanecido oculto a sus víctimas del Tercer Mundo, ni a los poderes imperialistas competidores desplazados por esas operaciones. Mientras los conflictos sobre este asunto irrumpían dentro de la alianza occidental durante la Segunda Guerra Mundial, la Oficina de Colonias de Gran Bretaña observaba que «los norteamericanos están dispuestos a dejar que sus subordinados sean independientes políticamente mientras sigan atados económicamente a ellos y no vean ninguna inconsistencia en eso»... «El imperialismo norteamericano» está tratando de «expulsarnos» de muchas partes del mundo, confiando en su abrumador poder económico y militar, y utilizando sistemas de administración fiduciaria y otros artificios para asegurar el control de Estados Unidos.
    Jonathan Salasцитує6 місяців тому
    Según los planificadores estadounidenses –que no dejan de tener razón– el mundo está poblado de enemigos de la quinta libertad, quienes quieren impedir el libre ejercicio del derecho fundamental a robar y explotar.

    ¿Una sociedad libre?

    Jonathan Salasцитує6 місяців тому
    Lo que esto significa para gran parte del Tercer Mundo, hablando en términos crudos pero ciertos, es que la mayor preocupación de la política exterior estadounidense es la de garantizar la libertad para robar y explotar.
    Benjamin Melgarejo Reicheltцитуєторік
    Estos y muchos otros ejemplos ponen de relieve lo que se puede hacer en las condiciones actuales de democracia en Estados Unidos. Los límites de la coerción estatal dejan considerable lugar para la educación, la organización y la acción fuera de las estructuras institucionales constitutivas. A los que se empeñan en tales tareas no se les enviará a campos de concentración, ni a prisiones psiquiátricas, ni tampoco serán el blanco de los escuadrones de la muerte. Se les marginará, por supuesto, se les vilipendiará o simplemente serán ignorados, con tal de que los efectos de sus acciones carezcan de importancia. Los esfuerzos a menudo pueden ser frustrantes.
    Benjamin Melgarejo Reicheltцитуєторік
    En el siglo XX, el compromiso con el control del pensamiento ha llegado a ser bastante autoconsciente. Notables científicos políticos, periodistas, representantes de la naciente industria de relaciones públicas y otros han reconocido que, en un país donde la voz del pueblo puede ser escuchada, es necesario asegurar que esa voz diga las cosas correctas.
fb2epub
Перетягніть файли сюди, не більш ніж 5 за один раз