es
F.G. Haghenbeck

Deidades menores

Повідомити про появу
Щоб читати цю книжку, завантажте файл EPUB або FB2 на Букмейт. Як завантажити книжку?
Ganador del prestigioso premio Otra vuelta de tuerca de novela policiaca.
Raymundo “Ray” Rey vive aburrido en un pueblo alejado del mundo, perdido entre los maizales. Su padre trabaja en una ferretería, su madre es ama de casa, su hermana es la chica más popular de la escuela y él se dedica a soñar despierto leyendo novelas de aventuras. Mas un día esa vida cambia totalmente con la llegada de los «extraños”, un grupo de ancianos que viajan en una caravana y se asientan en un escampado en las afueras de la ciudad. Desde ese momento empiezan a suceder cosas raras y desagradables en el pueblo, incluso la muerte de varios de sus habitantes.
Ray, inquieto, decide llegar al fondo del misterio y descubre que los ancianos no son quienes dicen ser, sino algo mucho más peligroso y ancestral, una fuerza que ha dominado la humanidad desde sus inicios. Por eso Ray decide enfrentarlos, pero lo que le espera es algo que jamás podría haber imaginado.
Ця книжка зараз недоступна
238 паперових сторінок
Дата публікації оригіналу
2019
Видавництво
Océano Gran Travesía
Художник
Patricio Betteo

Враження

    Lizzy Garciaділиться враженням6 місяців тому
    👍Раджу
    🔮Мудра
    🌴У відпустку
    🚀Неможливо відірватися

    Oswaldo Gallardoділиться враженнямторік
    🌴У відпустку

Цитати

    Frantz Richard Vavalцитує2 роки тому
    como un virus en estornudo.
    Lizzy Garciaцитує6 місяців тому
    Sabes lo que yo creo? Que los dioses son los que fueron creados a semejanza de los hombres. La humanidad los creó porque necesitaba un líder, una razón para vivir y morir. Tenía que tener una meta para existir. Por ello creó dioses que los protegieran y castigaran ante sus maldades, como niños pequeños en búsqueda de un tutor. Y los hicieron como los hombres, llenos de imperfecciones.
    Lizzy Garciaцитує6 місяців тому
    Por un momento, me pregunté en qué momento esos indígenas oscuros se convirtieron en gente como el padre Marco. Ambos vestían de negro y, en cierto modo, cada semana elevaban en el altar un sacrificio a sus dioses. Uno, con un corazón humano; el otro, con un pedazo de pan. En el fondo para los ojos de los adorados no habría mucha diferencia.

На полицях

    i. 🌤️
    maybe?
    • 203
    • 2
    Diana R. Girón
    Infantil
    • 35
    • 2
    temabazari
    Lecturas
    • 129
    • 1
fb2epub
Перетягніть файли сюди, не більш ніж 5 за один раз